Encuentra tu refacción

Instructivos

Algunos consejos prácticos
Adapta tus recetas a la Olla Express®
Puedes adaptar casi todas tus recetas favoritas para cocinarlas en Olla Express® disminuyendo el tiempo de cocción en dos terceras partes, ya que en la Olla Express® se requiere sólo de un tercio del tiempo de cocción en comparación con los métodos ordinarios.
El regulador de presión
Se utiliza en prácticamente todas las recetas, salvo en recetas de pasteles: en este caso la Olla Express® funciona como un horno, sin necesidad de utilizar el horno convencional.
Dorar (cuando sea requerido)
El sabor de muchos estofados, caldos y asados de olla mejorará sensiblemente por el dorado y el acaramelamiento que puedes darle antes del cocimiento en la Olla Express®.
Información importante
Lo que debes saber antes de cocinar con tu Olla Express®
• El regulador se pone desde el momento en que se coloca la Olla Express® en la estufa, la Olla Express® no puede generar presión si no tiene puesto el regulador.
• Tarda en hervir de 15 a 20 minutos, dependiendo de la cantidad de alimentos (suben los pivotes de la válvula de seguridad y del interlock).
• Después de esto, tarda 10 minutos más en llegar a la presión de trabajo cuando empieza a salir vapor del regulador, de manera constante.
• A partir de este momento se empieza a contar el tiempo de cocción de los alimentos.
Pasos para lograr una presión exitosa
1. Llenar: Recuerda que para la olla de presión requieres menos de dos tazas de agua (500 ml), caldo o cualquier otro ingrediente líquido. No olvides que las verduras y la carne sueltan líquido al ser cocidas: cerca de ¼ de taza (50 ml) por cada dos tazas de vegetales crudos. Asegúrate de que la olla no rebase jamás las dos terceras partes de su capacidad, ya que algunos alimentos se expanden y podría taparse el tubo de escape. Por otro lado, es básico que tampoco llenes de menos la olla. Consulta el manual de instrucciones para determinar la cantidad mínima de líquido requerido.
2. Asegurar: Antes de colocar y cerrar la tapa verifica que el tubo de escape está libre de cualquier obstrucción; la luz debe pasar libremente a través del tubo, si no fuera así, destápalo usando un clip, un palillo o algo similar.
3. Tapar y cerrar. Asegúrate de que la tapa esté debidamente cerrada antes de poner la Olla Express® sobre las hornillas encendidas.
4. Poner la olla en el fuego y colocar el regulador de presión. Al cabo de unos minutos subirán los dos indicadores de presión: el de la válvula y el del “interlock”*, indicando que empieza a subir la presión del vapor en el interior de la olla. Cuando la olla alcance la presión de trabajo normal del regulador de presión se escuchará una salida de vapor fuerte y constante indicando que se ha alcanzado la presión especificada, entonces reduce el calor para mantener una presión estable. En ese momento baja la flama hasta que se mantenga una salida de vapor suave y continua. A partir de este momento se empieza a contar el tiempo sugerido de cocción en tu receta.
5. Medir: El tiempo de cocción de cada receta puede variar dependiendo de la altitud de cada ciudad. Por ejemplo, si cocinas al nivel del mar agrega cinco minutos más de tiempo por cada 300 metros sobre el nivel del mar, y viceversa si cocinas en una ciudad a más altura. Siempre tendrás la oportunidad de ajustar tus tiempos viendo si la comida no se cocinó debidamente cuando retiraste la tapa. Entonces, vuelve a taparla, somete la Olla Express® a máximo calor para que vuelva a tomar presión, baja el fuego y espera uno o dos minutos más. También puedes terminar el cocimiento de forma convencional; esto es particularmente recomendable si deseas reducir el líquido de tu platillo para espesar una salsa o un estofado.
6. Abrir la Olla Express® es fácil y seguro, pero debes seguir estas recomendaciones:
a. Libera la presión de forma natural. Una vez consumido el tiempo de cocimiento, la presión debe ceder naturalmente mientras se enfría, al retirar la Olla Express® de la estufa.
b. Liberación rápida de presión. Si necesitas apresurar el enfriamiento, colócala bajo el chorro de agua, o sumerge la mitad de la Olla Express® en agua.
7. Limpiar la Olla Express® muy bien cada vez que termines de usarla. Remueve siempre el empaque de hule, límpialo con agua tibia y jabón después de usarlo, y colócalo de nuevo en el borde de la tapa. No metas la tapa al lavaplatos. Cuando guardes tu Olla Express®, coloca la tapa invertida sobre la olla para que se ventile y no guarde olores. Mantén siempre limpio el tubo de escape que se encuentra donde descansa el regulador de presión. Es posible que allí se acumulen cochambre o residuos de alimento, sobre todo si cocinas frijoles, habas, lentejas, chícharos, arroz u otros granos, lo que podría tapar el tubo de escape. Usa un clip para limpiarlo. También mantén limpia y libre de cochambre la válvula de seguridad.
Los mecanismos de seguridad funcionarán adecuadamente si reciben el debido mantenimiento.